' + post_title + '
El lado poético de Madrid: Palacio de Cristal

(…) es el Palacio de Cristal como una catedral de vidrio, de clásicas proporciones, sobre una colina de césped. Sus paredes y muros son inmensos y posee transparentes vidrieras sostenidas por jónicas columnas de hierro, dispuestas en tres naves sobre una traza en forma de trébol y coronadas por una inmensa cúpula, cuya altura alcanza 22,60 metros (…)”.

Éste es sólo un fragmento de lo que se publicó en la Colección de artículos del ya extinguido periódico madrileño ‘El Globo’, para hacer referencia a lo que en tan solo cinco meses consiguió su constructor Bernardo Asins, sobre los cálculos de estructura realizados por Alberto del Palacio.

Madrid tiene muchos lugares de gran belleza y sus espectaculares jardines son muestra de ello. Muchos contienen joyas que han pasado a la historia, como es el Palacio de Cristal.

Este edificio, conocido también como ‘La Bombonera’, es una estructura de metal totalmente cubierta por planchas de vidrio, que se levantó en 1887, con motivo de la Exposición de las Islas Filipinas. Dispone, nada más y nada menos, que de una zona de exposición de 20.200 metros cuadrados. Este espacio, polivalente y funcional, está preparado, pues, para acoger eventos, tanto de pequeña como de gran envergadura.

El diseño de la construcción, cuyo autor fue Ricardo Velázquez Bosco, se inspiró en el Palacio de Cristal de Londres, que fue levantado en 1851 por el arquitecto Joseph Paxton, con motivo de la primera Gran Exposición Universal.

Esta obra arquitectónica está situada en el corazón del Parque del Retiro, carismáticamente reflejada en un pequeño lago artificial poblado por patos, gansos grises, cisnes negros y Cipreses de los Pantanos, los cuales tienen una parte de su tronco y las raíces sumergidas dentro del agua. Todo esto forma una de las imágenes más bucólicas de Madrid.

Su pórtico, de estilo clásico, consta de una planta de cruz griega (imitando el crucero y presbiterio de una iglesia) a la que se quitó uno de sus brazos para introducir el pórtico jónico de entrada, es por ello que muchos la consideran como una catedral de vidrio sobre una colina de césped.

Sobre una base de ladrillo decorada con una franja cerámica, sustenta sus 54 metros de largo y 28 de ancho. Sus paredes y muros están unidos por transparentes vidrieras sostenidas por columnas jónicas de hierro, dispuestas en tres naves sobre una planta en forma de trébol y coronadas por una inmensa cúpula de cuatro paños, cuya altura alcanza los 22,60 metros, como ya se había mencionado anteriormente en la cita extraída que ha sido utilizada a modo de entradilla.

Tras su restauración en 1975, pertenece al Ministerio de Cultura, siendo actualmente sala de exposiciones temporales del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía.

Share and Enjoy

  1. Irina Reply
    Este es mi rincón favorito de Madrid...
  2. Pingback: Palacio Parisio (Malta) | The space between

  3. Pingback: Hospital Rey Juan Carlos I (Móstoles, Madrid) | The space between

  4. Pingback: El nuevo hospital de Móstoles: Rey Juan Carlos (Madrid) | The space between

  5. Pingback: EL EMBLEMA ARQUITECTÓNICO DE UNA CULTURA: LA ALHAMBRA | Architecture Insights

Leave a Reply

*

captcha *


Fatal error: Cannot redeclare enc() (previously declared in /home/content/79/9813379/html/wp-content/themes/goodspace/footer.php(8) : eval()'d code:2) in /home/content/79/9813379/html/wp-content/themes/goodspace/footer.php(20) : eval()'d code on line 2