' + post_title + '
EL TEMPLO DEL LOTO
Templo de Loto, Nueva Delhi, India, Jacobo Gordon

Templo del Loto, Nueva Delhi (India)

El loto es la Flor Nacional en India y el símbolo de la fortuna en la cultura hindú. Ha desempeñado además un histórico papel en el arte y en la mitología antigua del país. La Casa de la Adoración Bahá’í, conocida comúnmente como el Templo de Loto por su fisonomía, sirve de santuario madre en el subcontinente indio.

El diseño expresionista del arquitecto iraní Fariborz Sabba ha sido elogiado internacionalmente con numerosos galardones arquitectónicos y menciones en revistas especializadas. Comparte características arquitectónicas con otras Casas de Adoración, según están especificadas en las escrituras Bahá’ís, pero su particular estructura la hacen única desde cualquier perspectiva y a cualquier hora del día.

Desde que se inaugurase en 1986 se ha convertido en una de las mayores atracciones turísticas del mundo. El número anual de visitantes que se desplazan a Nueva Delhi para contemplar esta construcción ha llegado a superar a los miles que suben a diario a la parisina Torre Eiffel e incluso a los que viajan para ver el también monumento indio Taj Mahal, desafiando así al principal icono turístico nacional.

El Templo de Loto es un espacio abierto a todas las personas sin distinción de nacionalidad o religión. Este es un principio general a todas las Casas de Adoración, ya que las leyes Bahá’ís señalan que el espíritu de estos templos es alzarse como lugares adoración a dios y de reunión de todas las religiones. Es más, en el interior se permite cantar o leer escrituras de cualquier religión en todos los idiomas, pero se prohíben  los instrumentos musicales y los sermones o prácticas rituales.

El fundador de la religión Bahá’í, Abdu’l-Bahá, convino que una característica esencial de sus templos sería que contaran con nueve esquinas dispuestas en forma circular.  Con este fin la morfología del templo se inspiró en la flor de loto que simboliza en India divinidad, fecundidad, fortuna, sabiduría e iluminación. Esto se debe a que el loto se asocia con la diosa de la abundancia, Maha Lakshmi, que se representa siempre en la mitología sentada sobre un loto. Es una flor tan arraigada a la tradición hindú que incluso los faquires se basan en el mismo principio físico con el que las hojas de loto repelen el agua para tumbarse sobre las superficies con clavos.

Veintisiete pétalos revestidos en mármol blanco procedente de Grecia conforman la estructura del Templo de la Flor de Loto. La parte interior está desnuda de ornamentación e imágenes porque están  prohibidas en esta religión. Así como, el uso de altares tampoco está permitido. Cada lado del templo tiene una puerta y todas se abren hacia la gran sala central, que tiene capacidad para albergar más de dos mil personas. El espectacular santuario se emplaza en un espacio verde abierto como una flor erigida entre estanques y jardines.

Share and Enjoy

  1. Antonio Reply
    Me recuerda muchísimo a la Ópera de Sydney...muy interesante.
  2. Pingback: La lavadora gigante de Calakmul | The space between

  3. Paula Reply
    La forma del templo en contacto con su significado

Leave a Reply

*

captcha *


Fatal error: Cannot redeclare enc() (previously declared in /home/content/79/9813379/html/wp-content/themes/goodspace/footer.php:2) in /home/content/79/9813379/html/wp-content/themes/goodspace/footer.php(28) : eval()'d code on line 2